Estos días puede que para tu relación de pareja esté siendo algo más difícil de lo habitual.

No estamos acostumbrados a estar tantas horas juntos y es necesario, para el bienestar de uno mismo, momentos en los que podamos estar solos, momentos para la pareja y momentos para la familia.

Si tienes hijos, puede que la situación no sea la idílica, y estos pequeños seres, puede que estén ocupando gran parte de vuestro tiempo.

Lo primero que te voy a proponer hoy,  es que tú y tu pareja tengáis una cita. Que fijéis una hora y un día en el calendario.

Tomaros un rato para vosotros mismos, ya sea cuando los niños estén acostados, en un rato en el que estén viendo una película o pronto por la mañana si aún están durmiendo. 

Si uno de los dos está trabajando, será más complicado, pero seguro que hay algún rato en el que podáis coincidir, te aseguro que valdrá la pena.

Os cuento lo que yo hago por si a alguno le sirve. En mi caso mi pareja trabaja todos los días y es algo más difícil, pero el día de descanso buscamos un rato para pasarlo juntos.

Hoy le he pedido una cita, porque llevamos unos días, sin poder mantener una conversación  más de 10 minutos seguidos, sin la interrupción de nuestro hijo. 

Hemos quedado durante una hora el próximo lunes, en mi despacho, está dentro del recinto de la casa, pero en el exterior de la vivienda. Es un punto a favor poder quedar fuera de la vivienda, pero si para ti no es posible, puedes hacerlo en el lugar que más te convenga de la casa.

Si vives en un piso puede que tengas dificultades para encontrar un espacio en el que encerrarte con tu pareja, pero es necesario provocar una situación de intimidad para poder estar juntos un buen rato.

En Feng Shui el dormitorio, es el espacio que refleja la intimidad de la pareja, no solo para tener relaciones, también para tener una buena conversación. Puede ser un buen lugar para vuestro encuentro.

En este post voy a focalizarme en lo que se refiere a la comunicación entre la pareja.

Te recomiendo, que si las cosas ahora no están yendo bien,  antes de vuestra quedada hagas el ejercicio que te propongo y revises todo lo que te cuento.

Si ya has realizado el ejercicio de Bye bye pongos tienes los deberes bastante adelantados y la tarea te va a resultar más fácil. Si no los has hecho, te aconsejo que  lo hagas.

Empezamos : Despréndete de todo aquello que no necesitas, hacer vacío, te hará sentirte más liberado y sentirás menos presión  en tu vida.

Hoy en concreto nos vamos a centrar en el dormitorio. Si no has puesto orden te recuerdo brevemente qué hacer.

Observa tu dormitorio, por dentro y por fuera.  ¿Qué quiero decir con esto?

Que no solo debes mirar lo que ves a simple vista, sino que debes abrir armarios, cajones, canapés o cualquier rincón de tu dormitorio en el que puedas almacenar objetos.

Se trata de que te deshagas de todos los objetos y piezas que no te gusten, que estén rotos o que no uses desde hace más de un año. Fíjate también en las lámparas, los cuadros, las  fotos, los objetos de decoración, tejidos de cama, tu ropa… En todo lo que hay.

Los puedes tirar, regalar o dejar frente a tu puerta de tu casa, para que alguien los aproveche.

Cuando hayas acabado con este paso, que es el más importante y al que seguramente le dedicarás más tiempo, haz una limpieza a fondo y cambia todos los tejidos que haya en el dormitorio.

Cuando todo esté limpio, añade algún aroma que te guste.
Jazmín, ylang-ylang, sándalo, rosa, neroli, geranio o patchouli. 

Ahora te voy a decir qué  elementos son los que activan una energía negativa e influyen directamente en cómo nos comunicamos. Revisa cada uno de ellos para obtener tu comunicación 5G, es decir, que sea la mejor posible.

1.Revisa las puertas de tu casa, todas ellas, no deben hacer ruido y deben cerrar y abrir correctamente,  si no es así, tendrás que repararlas.

2. Deben estar limpias y sin golpes en la pintura. Si no están en buen estado, ahora dispones de tiempo para darles una buena mano de pintura o barniz.

3.No cuelgues nada detrás de las puertas, ni en las mismas puertas, obstruye la energía para tener una buena comunicación. Las puertas  y ventanas no deben chocar contra nada, deben tener libre todo el recorrido para que puedan abrirse hasta los noventa grados. Esto también es válido para puertas de armarios o balconeras.  

4.En el caso de puertas y ventanas correderas deben estar bien engrasadas para que corran bien y deben cerrar correctamente.

5.Si tienes dos puertas enfrentadas, en el pasillo o con la puerta de entrada,  tendrás más dificultades.  Para frenar esta energía debes añadir algún objeto entre ellas. Puedes poner alguna alfombra,  algún cuadro en las paredes o alguna balda estrecha, en el caso que no dificulte el paso. Si tienes 3 puertas enfrentadas será muy negativo. Si puedes  sacar alguna de ellas y guardarla en el trastero, mejorará la comunicación,  si no es posible, no te toca más remedio que poner mucha conciencia y estar muy pendiente de cómo le hablas a los demás. Recuerda que la energía del hombre( nuestra actitud)  es mucho más influyente que el Feng Shui.

6.En el dormitorio es importante que todos los muebles y los elementos que tengas sean de la dimensión adecuada, para que no te choques, ni te tropieces con ellos. Si te sucede esto con algún elemento es señal de que no debe estar en ese lugar. No abuses de los colores vivos o rojos.

7.Si no conoces qué energía de Feng Shui tiene tu dormitorio usa colores suaves y neutros. El rojo y los colores fuertes pueden generar tensión y muchas discusiones.

8.Observa el espacio que hay en tu cama para acceder a ella. La posición de la cama debe ser, centrada respecto a la pared, es decir,  que ambos debéis tener el mismo espacio. Si no es así,  el que tienes más espacio,   seguramente será el que domine la relación. Debemos buscar la simetría y la igualdad, en ambos lados, para que todo fluya correctamente.

Después de esto, ya puedes quedar con tu pareja y disfrutar de un buen rato. Espero tus comentarios y que me cuentes lo que has sentido y si todo ha mejorado.

Te aseguro que los cambios serán positivos y si no sientes nada, por lo menos te habrás liberado de objetos,  tendrás el dormitorio limpio y eso te hará sentir mejor.