Algunas personas, cada vez más, usan técnicas basadas en el conocimiento de sí mismas para mejorar sus vidas. Estas técnicas que hoy en día son muchísimas, Coaching, PNL, Gestal, Método Grinberg , Yoga, Pilates, Meditación, entre otras, nos permiten mejorar como personas y mejorar las relaciones con los demás.

Las situaciones de crisis económicas, han provocado que algunas empresas lleguen a cuestionarse su manera de trabajar y de relacionarse con sus empleados y clientes.

A través de estas técnicas,  han conseguido grandes resultados al cambiar de actitud. Esto demuestra que tomar consciencia de lo qué nos pasa y de cómo somos hace que mejoremos.

El Feng Shui es una técnica  que nos ayuda a mejorar las energías de la tierra que afectan a las personas y que pueden influir muy negativamente en las ganancias de una empresa.

En estos casos podemos llegar a mejorar diferentes situaciones que dificultan el buen funcionamiento.

Por ejemplo:

Las relaciones entre departamentos, ubicando a cada uno en el espacio más favorable para su actividad. Se mejora tanto el rendimiento como las relaciones de éstos.

Mejorar  y aumentar  las oportunidades de negocios, generar más ventas, hacernos más visibles en el mercado, evitar impagados, evitar fraudes o engaños de proveedores o clientes, mejorar la administración de la empresa, todo esto y mucho más es posibles de controlar con esta filosofía.

También influye en el carácter, pudiendo incluso  cambiar el comportamiento y el trato de un Jefe para que  afecte de manera positiva en los equipos de trabajo. Para ello es necesario  un estudio a fondo que nos dará pautas a seguir para mejorar la trayectoria de ésta.

Podemos intervenir hasta en un 30 %  de lo está sucediendo y el resto dependerá  de nuestra actitud. El otro tercio restante dependerá de nuestra suerte.  Estas son las energías que nos rodean a las que llaman Las Tres suertes del Hombre comentadas el pasado 6 de Febrero en este blog.

El Feng Shui dispone de herramientas que permiten mejorar todas estas cosas y muchas más si la actitud y la energía de las personas que conviven en el espacio también son favorables y conscientes.